Reducción de Pecho

Acerca del Autor

Dr. Juan Carlos Hijano Mir

Número de Colegiado: 29/7242

El Dr. Hijano Mir es licenciado en medicina y cirugía por la Universidad de Málaga y desarrolla su actividad profesional desde hace 20 años como cirujano plástico y estético en Málaga.

Dedica su vida a la cirugía plástica, estética y reparadora, ya que, es su pasión tanto la medicina como el poder de ayudar y brindar su conocimiento a las personas que quieren ver sus deseos estéticos cumplidos y ser más felices.

Pertenece a las principales sociedades de prestigio mundial como: ISAPS, ASAPS, SECPRE, SACPRE, FILACP y AECEP.

Si tu apuesta por la salud y tu cuerpo quieren confianza y garantías de éxito no olvides elegir bien antes de tomar tu decisión.

Duración de la intervención: 3 - 4 horas

La mamoplastia de reducción de pecho, es uno de los procesos más largos dentro de las cirugías de mamas y por esta razón, la duración de la intervención se demora hasta las 3 o 4 horas. También influye el tipo de técnica que se emplee para cada paciente.

Hospitalización: 1 día

En las intervenciones de reducción de pecho, debido a la utilización de anestesia general y al proceso de larga duración que supone la intervención es necesaria la hospitalización de la paciente por un periodos de al menos 24 horas.

Anestesia: General

En la cirugía de reducción de pecho, se utiliza la anestesia general para que la paciente no sienta ningún tipo de molestia durante el proceso. Además, se hace necesaria ya que la duración y la complejidad de la intervención lo requiere.

Recuperación: 2 - 3 semanas

El proceso de recuperación tras una operación de reducción de pecho lleva unas 2 - 3 semanas.  A partir de la segunda semana se eliminan los puntos de sutura y a partir de la tercera semana la paciente podrá volver a incorporarse a su vida diaria.

Financiamos tu operación de reducción de pecho desde 124€/mes

Introducción

La mamoplastia reductora o reducción mamaria o de pecho se realiza para conseguir un volumen proporcionado a aquellas mujeres con un demasiado volumen pectoral. Por tanto, es la cirugía opuesta al aumento de mamas.

Esta cirugía consigue reducir el tamaño adaptando la piel a la nueva talla y forma de la mama y más armoniosa.

Un pecho demasiado exagerado puede resultar antiestético y generar complejos y problemas físicos como el dolor de espalda y de cuello que, además, interfieren en su vida diaria.

Por tanto, la cirugía plástica de reducción de volumen no es una decisión, aunque meditada, por motivos estéticos sino más bien físicos.

Clasificación de las técnicas empleadas para la reducción de pecho:

  • Reducción mamaria con cicatriz vertical.
  • Reducción mamaria con T invertida.

Objetivos de una operación de reducción de pecho de pecho

El objetivo principal de la reducción de mama es remodelar el seno y disminuir su volumen para dotar de una silueta más hermosa, armoniosa y proporcionada con el resto del cuerpo de la mujer.

La reducción de pecho es una de las cirugías que más aumenta cada año. Quizás sea porque no deja de ser habitual que muchas mujeres se sienten insatisfechas con sus pechos tan grandes y que suelen tener caídos. Por esta razón, la cirugía resuelve estos problemas y consigue la reducción del pecho, mejora la turgencia, elevación y rejuvenecimiento del pecho y, por tanto, una mejora estética.

A la reducción de pecho se le suele llamarse la intervención feliz, ya que, es una de las intervenciones que cuenta con una mayor tasa de satisfacción por parte de las pacientes.

En qué consiste una intervención de reducción de pecho

Una cirugía de reducción de pecho necesita de los requisitos de una intervención relevante como: examen médico y analítica.

El procedimiento consiste en elevar la areola y el pezón y reducir el tamaño de la mama. De esta forma se consigue mejorar el volumen, la forma, la turgencia para armonizar y dar forma natural al pecho. Las cicatrices son disimuladas con el fin de mejorar la calidad de vida de la paciente y consiguiendo su invisibilidad tanto en ropa interior como en bikini.

Esta intervención necesita una hospitalización de 24 horas, ya que, se realiza con anestesia general. Después de la cirugía la paciente llevará un vendaje especial y al darle el alta deberá llevar un sujetador especial elástico durante varias semanas para mejorar su comodidad.

El tiempo de duración de la cirugía quirúrgica suele estar en torno a las 3 - 4 horas, pero dependerá de las características de cada paciente.

Aunque la cirugía está avanzando día a día, lamentablemente, no hay un tratamiento médico para el tratamiento de la reducción mamaria que no sea la intervención quirúrgica. El alivio tanto físico como psicológica debe de solucionarse con una cirugía plástica.

Hay que destacar que este procedimiento de corrección de los pechos puede aplicarse a mujeres tanto jóvenes como a las que ya se encuentren en el periodo de la menopausia.

El Dr. Hijano Mir en su dilatada experiencia manifiesta la gran satisfacción que le trasladan las pacientes una vez realizada esta cirugía.

Reserva tu consulta de valoración sin compromiso.

Cómo es el pre-operatorio de una operación de reducción de pecho

El examen médico previo en la reducción de pecho es fundamental con el fin de detectar cualquier anomalía que contraindicase la intervención. El cirujano experimentado realiza una exploración de las mamas para la evaluación de volumen y estructura y de esta forma aconseja a la paciente cuál es el mejor procedimiento indicado para la mejora de su transformación.

Una analítica completa previa también será indicada por el especialista y cuando la paciente supere la cuarentena, será aconsejable realizar una prueba de tórax.

Como es obvio, la paciente en las consultas debe haber informado al cirujano elegido de toda la información tanto física como farmacológica (medicamentos que esté tomando) con el fin de abordar una cirugía de éxito. Evitar en todo el proceso el tabaco y el alcohol, ya que, afectan negativamente en la cicatrización de las heridas.

Cómo es el post-operatorio de una operación de reducción de pecho

Una vez finalizada la cirugía de reducción de pecho podrá hacer vida casi normal en las próximas 24 a 48 horas, a pesar de sentirse algo cansada pero no deja de ser lo normal.

Las posibles molestias serán controladas por la prescripción del cirujano elegido. Si bien es cierto que podrá tener alguna sensación de ardor en los pezones durante los 15 primeros días pero que desaparecerán. También se le retirarán los puntos en estas dos primeras semanas.

Podrá hacer vida normal después de 2 o 3 semanas, pero con la limitación de las actividades físicas hasta que se recupere de la operación. Su cirujano le indicará en su caso particular la pauta a seguir. Deben evitarse el contacto físico intenso de las mamas en las 3 o 4 primeras semanas y las relaciones sexuales en las 2 primeras semanas para que no se inflamen las incisiones.

Para finalizar, el cirujano será quien le haga el seguimiento personalizado de tu evolución durante los meses siguientes finalizada la intervención de reducción de mamas.

Consejos para llevar un buen postoperatorio:

  • Evitar mojar las heridas durante los 10 primeros días finalizada la operación.
  • Descansar y estar relajada lo máximo posible con la cabeza y la espalda ligeramente elevadas, evitando las posiciones de lado y boca abajo.
  • No levantar los brazos ni objetos pesados.
  • Evitar en las 2 primeras semanas la conducción de vehículos.
  • Evitar tomar el sol en los pechos.
  • Ante cualquier tipo de duda lo mejor es contactar con el cirujano.

Beneficios de una operación de aumento de pecho

Hay que recordar, una vez más que la cirugía de reducción de pecho se le suele llamar la intervención feliz gracias a los numerosos beneficios que aporta a las pacientes, así como el porcentaje de éxito tan alto.

La cirugía de reducción de mamas no es solo una cuestión puramente estética sino todo lo contrario lo que prima es la propia salud de la paciente que decide dar el paso. Los problemas físicos con dolores de espalda, así como la propia incomodidad dan un gran impulso para tomar la decisión de someterse a la intervención.

A nivel físico, el tratamiento de reducción de mamas ayuda a aquellas mujeres que no se siente cómodas con:

  • Sensación de adormecimiento de sus pechos causados por el propio peso.
  • Dolores de espalda y cuello.
  • Dificultad para practicar deporte.
  • Irritación de la piel en la parte inferior de los senos.
  • Problemas respiratorios.

A nivel psicológico, las mujeres con hipertrofia mamaria son víctimas de cierta atención sin desearlo.

Manifiestan un hartazgo de no encontrar prendas como los sujetadores que ni son cómodos ni atractivos.

La ausencia de cierta ropa crea un sentimiento de descontento con su imagen personal donde, además, se sienten acomplejadas y señaladas socialmente.

En nuestra clínica tenemos claro los beneficios que obtienen nuestras pacientes con la reducción de pecho:

  • Mejora de la calidad de vida. Los problemas de espalda y cuello desaparecen al recibir menor carga de peso.
  • Aumenta la felicidad y la autoestima.
  • Mejora ciertas limitaciones físicas causadas por esa hipertrofia mamaria así como problemas de salud.
  • Mayor equilibrio y proporción corporal.
  • Se sienten normales porque se gustan mucho más.

Preguntas Frecuentes - FAQ's

¿Cómo quedan los senos después de una reducción?

¿Desaparecerán los dolores de espalda con la reducción de pecho?

¿Cuándo se pueden depilar las axilas tras una mamoplastia de reducción?

¿Cuándo se ve el resultado final de una reducción de senos?